Archive for Varios

Padres para hijos

Arranco por el final, el tiempo acomoda, apacigua y demuestra que siempre hay un mañana.

Lleva un poco de trabajo, pero se logra ser familia, ¡si que se puede!

He leído muchas veces, cuando sucede el llamado que esperamos, qué es lo que pueden preguntar.
Arranquemos un poco antes, en la espera. Vamos a tener que comenzar a trabajar los deseos reales e imaginarios.

Tiene que ser un tiempo de preparación real, consciente.

¿Podemos vernos como padres de niños en segunda infancia o un poco más aún ? Ya sabemos que la realidad de los peques arranca mayoritariamente así y en grupo de hermanos.

¿Podemos vernos en sostener vínculos con la familia de origen porque ellos así lo necesitan? ¿Podemos comprender que vienen de otras realidades completamente oscuras, (en la mayoría de los casos), que ni en nuestros peores sueños aparecen? Vamos a tener que luchar con fantasmas más que reales . Read the rest of this entry »

Comments off

Preguntas mentalizadoras

De nuevo regresamos al tema de la mentalización. Creo que es necesario insistir en ello porque observamos en los pacientes, niños, niñas y adolescentes que vienen a consulta, lo escasamente mentalizados que han sido.

Y es un requisito indispensable, porque para poder mentalizar en un futuro, es necesario haberlo experimentado con al menos un adulto con el que se tenga sintonía emocional, con el que se vibre en la misma frecuencia, no sólo en cuanto a contenido, sino también y, sobre todo, en cuanto a conexión emocional.

Unas mentes adultas crean otras mentes, las de seres en desarrollo (Siegel, 2007). Y esta construcción, cuando la mentalización que se logra es un reflejo cercano a los hechos de la realidad y genera emociones genuinas y equilibradas (es decir, no se confunde con los hechos ni tampoco los disfraza), sienta las bases de la empatía. Read the rest of this entry »

Comments off

Trabajar nuestros sentimientos de vergüenza

Por si no fuera ya suficientemente complicado la crianza de una niña o niño con sufrimiento temprano (con sus dificultades de comportamiento, de relación con los iguales, sus discapacidades, su desconfianza permanente, su temor…) nosotros, sus padres y madres (adoptivos, acogedores o biológicos) tenemos un montón de emociones negativas producidas por esa crianza. Podemos tener desánimo, miedo, desesperanza, impotencia, tristeza, rabia, dolor…pero hay una emoción en la que me quiero centrar hoy, y es el sentimiento de la vergüenza.

La vergüenza se produce cuando la realidad que vivimos no coincide con el ideal que tenemos sobre ella. Cuando lo que somos o tenemos no coincide con lo que deberíamos ser o tener. En principio es una emoción sana y necesaria, pues nos ayuda a encajar en la sociedad y ser aceptados: Si siento vergüenza por algo que hago mal, la próxima vez lo intentaré hacer mejor. Pero no siempre es útil y beneficiosa, pues podemos estar avergonzados por cosas que no puedo cambiar…por ejemplo por lo que somos…y eso hace que suframos y que nos desvaloricemos. (La vergüenza es la emoción negativa del área de la autoestima. Igual que el orgullo es la positiva).

Read the rest of this entry »

Comments off

Adoptar niños grandes: la historia de Gaby y Lara


“Es necesario tener en claro que se trata del derecho de los niños a tener una familia”, dice la dolorense Gabriela Iturmendi. El 90% de los postulantes a adoptar, prefieren niños de menos de 2 años, pero hay muchos niños mayores de esa edad que esperan una familia. Mitos y temores de la adopción en una historia de vida.

En la Argentina, de todos las niñas, niños y adolescentes que esperan ser adoptados, el 40% tiene entre 6 y 12 años, y el 36% entre 13 y 17 años. Pero el 90% de los postulantes prefieren menores de 2 años. Por eso, algunas familias decidieron hacer públicas sus historias con el hashtag #adoptenniñesgrandes, a fin de derribar mitos y temores.

La dolorense Gabriela Iturmendi relata la forma en que llegó Lara a su vida. Más allá de lo que se suele pensar, el trámite fue realmente rápido. Una vez que se decidió a inscribirse en el registro de adoptantes “me dijeron ‘mañana hay una reunión informativa’ y poco después me llamaron de un juzgado de la zona”. Lara tenía 11 años y en el camino de la vinculación, Gabriela recorrió los 200 kilómetros que las separaban hasta tres veces por semana, durante 11 meses.

Por eso insiste en que “la adopción en la Argentina es posible y no hay que esperar mil años, dependiendo de la edad. Si querés un bebé recién nacido, vas a tener que esperar; si aceptás que sea más grande, que tenga hermanos, se vincule con ellos, es otra cosa”. Read the rest of this entry »

Comments off

«Mis padres no podían hacerse cargo de mí y terminé en una familia de acogida»

Carolina tiene 23 años y ha estado en una familia de acogida que le cambió la vida. Nos ha contado la experiencia junto a una familia de acogida y Cruz Roja Castilla y León

Según el INE, en Castilla y León hay 317.400 niños de 0 a 17 años. Son menores de edad que en su mayoría viven con sus familias, pero hay una pequeña parte de ellos cuyas familias no pueden hacerse cargo y es ahí es donde entra, entre otras herramientas, el acogimiento familiar, uno de los medios legales que busca la protección de los menores por parte de la Administración Pública.

«Es una medida de protección que se establece para que aquellos niños, niñas y adolescentes han sido privados de un entorno familiar. Esta herramienta se establece mientras no se pueda garantizar su estabilidad y mientras tanto se trabaja con sus familias de origen para que puedan retornar», explica Noelia Aguado, responsable de Acogimiento Familiar en Cruz Roja Castilla y León. Read the rest of this entry »

Comments off

Visitando de nuevo tu país de origen como adoptado

Para muchos adoptados internacionales, sabemos que tomar la decisión sobre visitar o no nuestro país de origen siempre lleva tiempo. Me gustaría compartir mi consejo sobre lo que yo he aprendido visitando como adoptado de nuevo mi país de nacimiento: Rusia. Yo fui adoptado en Rusia, pero estoy seguro que este sentimiento es válido para cualquier persona adoptada en otro país.

Sé que muchos adoptados están listos para comenzar el viaje, pero simplemente no saben por dónde empezar. Yo siempre empezaría por aquello que nos hace sentir bien. Siempre digo que nunca hay que presionar a alguien para reconectar con su país de origen si uno no lo desea. Puede ser que tengas amigos que han también han sido adoptados y que ellos te comenten cómo ha sido su experiencia y su historia. Siempre es bueno contar con apoyo, por su supuesto, pero desde luego que uno debe tomarse su propio tiempo y decidir lo propio. Read the rest of this entry »

Comments off

El desafío de adoptar niños y niñas mayores

«Todos los niños que llegan a la adopción lo hacen con una ruptura, una vida quebrada»., dice Gabriela Parino miembro de «Ser familia por adopción». Por eso – destaca – «hay que informarse mucho y pensar qué recursos tiene cada familia para poder sostener las realidades que los chicos traen».

“Desafiante y transformadora”. Así describe Elizabeth Groccia –mamá de K. de 10 años recién cumplidos- su maternidad por adopción

K. llegó a la vida de Elizabeth en 2017 con 4 años, después de pasar 2 en un Hogar de Menores.

“La maternidad por adopción es totalmente diferente de la biológica, no se parecen en nada. De repente te encontrás con un nene que no conocés, que te dice ‘mamá’ porque él necesita llamarte ‘mamá’”, reconoce ‘Liz’ a El Teclado.

“Yo tardé mucho tiempo en sentir que ese nene era mi hijo”, se sincera. Read the rest of this entry »

Comments off

Escribí esto hace tres años cuando vi por primera vez las fotos de mis padres biológicos

A Mirror Man es alguien con identificación errónea de sí mismo, es decir, incapaz de reconocerse a sí mismo en un espejo.

Cuando era adolescente, pasaba mucho tiempo mirándome en el espejo del baño, no porque fuera un narcisista en ciernes, sino porque no me reconocía a mí mismo.

Ahora me doy cuenta de que es porque no vi a mis padres en mí.

Fue lo mismo para mi hermano adoptivo; ambos sentimos que teníamos ADN marciano, aunque él encaja más que yo. Yo era el niño tonto que simplemente era tolerado. Read the rest of this entry »

Comments off

«A los 42 años supe por qué mi madre me dio en adopción»

Crecí sabiendo que fui adoptada en Irlanda, pero aún no estaba preparada para saber cómo me sentiría cuando finalmente vi mi certificado de nacimiento cuando tenía poco más de treinta años.

Ver el nombre de mi madre fue muy significativo para mí, saber que era una persona real. Puso las cosas en perspectiva, que yo no era solo el producto de la pareja en Filadelfia que me había criado. Había otra mujer por ahí que me había dado a luz en Irlanda en 1960.

Pude acceder a mi certificado de nacimiento a través de una solicitud de pedido de información en los Estados Unidos. Pero la nueva Ley de información y rastreo de nacimientos, que entrará en vigor en octubre de 2022, significará que todas las personas nacidas en Irlanda y adoptadas en el país o en el extranjero ahora tendrán acceso sin restricciones a sus certificados y registros de nacimiento.

Muchas personas ahora tendrán derecho a la información que nunca antes habían tenido, aunque dependerá de ellos si la llevan al siguiente nivel y se ponen en contacto con sus padres biológicos. Esa es la decisión que tomé en los años 80, cuando localicé a mi propia madre biológica. Read the rest of this entry »

Comments off

La adopción: un viaje de descubrimiento

[…] Un viaje de exploración en el que la persona adoptada es la protagonista. Y ese sentimiento de agencia es, justo, lo que conecta con la competencia relacionada con la propia historia, más allá de lo que pudo ser, lo que fue y lo que tristemente es irreversible o desconocido. […]

Muchas niñas y niños adoptados sufren, desde su más tierna infancia, de una profunda vergüenza.

Esta vergüenza de base suele tener su origen en la herida primaria, a saber, la sensación sentida de que han sido abandonados o rechazados por la persona que tenía la obligación, el deber y la misión de protegerlos y cuidarlos.

«Soy un despojo, un deshecho, por lo que no puede quererme nadie.»

Por ejemplo, en muchas y muchos bebés adaptados puede observarse una peculiaridad significativa: no se quejan ni lloran y, cuando lo hacen, parece una descarga de tensión hacia el vacío, como si no esperaban que nadie los recoja en su desbordamiento. Esta conducta, aparentemente baladí, puede ser un indicador temprano de la presencia de dicha vergüenza porque cuando una niña o un niño deja de reclamar cuidados es, bien porque los adultos no están disponibles o pueden causar un daño, o porque no se siente digno de la intimidad que ofrecen sus brazos.

Y es que hay que entender la realidad de las niñas y niños adoptados en toda su complejidad, porque no hay una narrativa satisfactoria que conecte con su herida primaria. Read the rest of this entry »

Comments off

« Previous entries Página siguiente » Página siguiente »