Archive for Salud

Trauma, identidad y amor: ser adoptada no me dio una vida mejor, pero cambió mi camino

Si bien este mes honra y reconoce las vidas cambiadas por la adopción, debería iniciarse un esfuerzo serio para hablar sobre la adopción en las escuelas y nuestras comunidades.

En primer grado, mi amiga me preguntó quiénes eran mis verdaderos padres. Yo había quedado para jugar y estábamos sentadas en una silla grande y cómoda cerca de la ventana delantera de su casa. La pregunta me sorprendió porque nadie me había preguntado eso antes. Le dije que los padres que tengo ahora son mis verdaderos padres. Insistí en que prefiero usar «padres biológicos» cuando me refiero a mis padres biológicos, y agregué que mis padres reales son los que me han criado y apoyado.

Tenía 13 meses cuando mis padres y mi hermano volaron a China para traerme de regreso a Estados Unidos. Criada en una familia judía interracial, mis padres son caucásicos y mi hermano mayor, adoptado antes, es camboyano. Nunca hubo un momento específico en el que recuerdo que me dijeron que fui adoptada. Mis padres nunca quisieron, ni necesitaron, ocultarme la verdad. Desde que tengo memoria, siempre lo supe. Me dijeron el día que me abrazaron por primera vez. Ese día fue el comienzo de un camino diferente: ser adoptada no me dio una vida mejor, pero cambió la ruta de mi viaje. Read the rest of this entry »

Comments off

Mis padres no podían hablarme de raza.

Recuerdo haber sido muy feliz hasta aproximadamente el segundo grado, cuando nos mudamos al campo desde un área urbana.

Mi mamá me dejó en mi primer día y llegué al salón de clases y todos se quedaron mirándome. Yo era la única persona asiática con la que se había cruzado la mayoría de la gente.

En el almuerzo, fui a la cafetería y era como si estuviera en las películas: recibí una bandeja con mi almuerzo y estaba tratando de encontrar un lugar para sentarme, pero todos ponían las manos en el asiento de al lado para decir que estaba ocupado.

Entonces alguien empezó a cantar una rima racista, tirando de sus ojos y riéndose de mí. No supe que hacer. Fue tan inesperado.

Mis padres nunca habían tenido que pensar realmente en la raza, y no habían hablado de eso conmigo porque pensaban que el amor podría «superarlo». Read the rest of this entry »

Comments off

Una palabra que los padres adoptivos deben evitar

Para muchos niños, adolescentes y adultos adoptados, la palabra «especial» puede traducirse como «perdedor». Puede ser como una barra de 50 libras que debemos cargar de por vida, pero la mayoría de los padres no saben cómo es la carga.

Oh, deja de ser tan negativa, Sherrie. No todos los adoptados se sienten así. Correcto, pero muchos lo hacen y los padres deben aprender a ser cautelosos, educados y autorregulados. Entonces, ¿estoy diciendo que no está bien que los padres adoptivos y de crianza temporal digan que su hijo es especial? la respuesta es «sí».

Siempre que enseño este punto durante una capacitación, muchos padres se enojan. Me pregunto porque. ¿Se sienten ofendidos porque están diciendo la palabra incorrecta? ¿Están avergonzados, como si alguien les pillase con los pantalones bajados? ¿O están molestos porque supuestamente saben mejor que nadie lo que el niño necesita… y cómo se siente el niño? » ¿En serio? ¿Se trata de la corrección de la palabra o de cómo se siente y reacciona cuando se le señala? Read the rest of this entry »

Comments off

«El abandono es el mayor trauma»

Boris Cyrulnik, neuropsiquiatra y superviviente del nazismo, muestra la forma más viable de sobreponerse a la adversidad cuando parece que todo está perdido.

Transmite una viveza afable y contenida, la emoción de quien ha dado a su vida y a su profesión un sentido profundo y entrelazado; no sé si trascendente porque afirma no ser religioso.

Es Boris Cyrulnik, nacido en Francia. Sus padres judíos, provenientes de Ucrania, fueron asesinados en los campos nazis y él mismo arrestado y hecho prisionero en un campo de concentración del que logró escapar con solo seis años de edad.

Como otros huérfanos, fue refugiado en la Asistencia Pública y criado por varias familias. En 1944, fue el único superviviente de entre trescientas personas refugiadas en una sinagoga.

Pisó una escuela por primera vez a los once años. Quince años más tarde se convertiría en neuropsiquiatra.

Hallar un sentido al sufrimiento extremo es, para este psiquiatra, psicoanalista y neurólogo, el motor de la resiliencia, ese concepto que tanto ha contribuido a divulgar, sobre todo tras el éxito de su libro Los patitos feos. Y que también está presente en Autobiografía de un espantapájaros, publicada asimismo por Gedisa. Read the rest of this entry »

Comments off

«¿Qué le digo a mi hijo adolescente sobre su padre biológico?»

A medida que crezca, su hijo adolescente querrá saber más sobre su padre biológico y la relación de sus padres biológicos.

Es importante incluir al padre biológico en su historia desde el principio, incluso si tiene poca información o si su hijo no parece tener curiosidad. Sin embargo, antes de la adolescencia, pocos niños harán preguntas sobre él. Los padres también tienden a centrarse en la madre biológica. Esto puede deberse a que realmente la conocieron en el momento de la colocación, o puede que simplemente estén siguiendo el ejemplo de su hijo.

Sin embargo, en la adolescencia, a medida que los adolescentes se esfuerzan por comprender mejor su historia de adopción, es probable que tengan muchas preguntas nuevas sobre su padre biológico y sobre la relación de sus padres biológicos.

Compartiendo lo que sabes

Estas nuevas preguntas pueden plantear desafíos a los padres. Es posible que le hayan dicho que no había información sobre el padre biológico. Quizás tenga información, pero le preocupa que le cause problemas a su hijo. La conversación puede resultar difícil, pero ahora es el momento de compartir todo lo que sepa. Los adolescentes pueden comprender temas emocionalmente complejos y merecen su sinceridad. Retener información lo pondrá en conflicto en el futuro, cuando su adolescente descubra que ha estado guardando un secreto. Read the rest of this entry »

Comments off

«Mami, ¿fuiste adoptada?»

No estoy segura de por qué nunca les dije a mis hijos que soy adoptada. Pero cuando preguntaron, supe que era hora de terminar con el secreto para siempre.

Íbamos de camino a casa después de recuperar a nuestra gatita recién esterilizada, Princesa, del veterinario. El perro callejero negro y gris al que había acordado darle un hogar seis meses antes estaba bien metido en un transportador de plástico azul para animales y sujeto con correas junto a mi hija en el asiento trasero. Mi hijo montaba escopeta, aparentemente era su turno de sentarse al frente.

Fue uno de esos viajes pacíficos en automóvil donde todos parecían felices con su suerte en la vida y, lo que es más importante, con su asiento. Uno de esos raros momentos en que las conversaciones entre padres e hijos fluyen naturalmente. En realidad, cada uno se turnó sin chillar sobre la voz del otro compitiendo por mi atención o mi amor.

«¿Adoptamos a la Princesa?» Preguntó Ashley.

«Sí, supongo que sí», dije.

Ashley, de seis años, era una excelente lectora. Mientras esperábamos al veterinario, leyó los anuncios, boletines y avisos publicados en la oficina. «Adopción» era una palabra de uso frecuente. Mascotas para adopción, avisos de adopción, qué hacer y qué no hacer. Read the rest of this entry »

Comments off

«He logrado aprender a quererme»

Hija de padres alcohólicos, Janire fue maltratada de niña, violada y acosada. Pese a sus «cicatrices», con la ayuda de su madre adoptiva y los especialistas ha superado su trauma. A sus 23 años, relata en un libro que al fin se alegra de vivir

Dice que en su niñez pasó «malos ratos», pero se queda corta. Muy corta. Hija de padres alcohólicos, en sus primeros años de vida fue maltratada, abandonada, violada… Un trauma que ha lastrado su adolescencia y juventud. Ahora que ya han cicatrizado las heridas y ha salido a flote, aferrada al salvavidas de su madre adoptiva y un equipo de especialistas, ha plasmado en un libro su dura travesía. Podría haber puesto un punto final tras su drama, pero no ha parado de luchar hasta poder firmar, aunque sea con el seudónimo de Janire Goizalde, una historia de superación. De ahí su esperanzador título: Una nueva vida florece. Read the rest of this entry »

Comments off

El adolescente adoptado: dificultades añadidas en el proceso de construcción de su identidad

Como sabemos la adolescencia es un largo período de reorganización física y psíquica, de profundos cambios corporales y emocionales, que derivan en la cristalización de una identidad adulta, después de un proceso laborioso de definición. Esta etapa se caracteriza por la vivencia de sentimientos dispares, desde la desorientación, confusión, dudas e incertidumbre respecto a la persona en la que uno acabará convirtiéndose y el mundo en el que tendrá que hacerse sitio, hasta la ilusión, la curiosidad, los nuevos ideales, y los valores, y el deseo de ser mayor y de acceder a nuevas etapas y expectativas de futuro.

Siempre implica un salto evolutivo que conduce a la adquisición de la autonomía después de un progresiva separación y diferenciación del núcleo familiar, con la consecuente complejidad y contradicción, vivencias de inquietud, ansiedad y conflicto que ello conlleva. Por ello la adolescencia no surge de la nada. El bagaje de las experiencias emocionales que se han vivido a lo largo de la infancia y que han conformado la individuación, que ahora cristaliza en la adolescencia, son esenciales. La calidad y características de los vínculos afectivos que se han creado con los padres, la calidad de la crianza, cómo se han entendido y atendido las necesidades del niño, van a proporcionar una base más o menos sólida con la que afrontar el tránsito por esta etapa. Read the rest of this entry »

Comments off

GUÍA para la detección y ayuda en la escuela de las Dificultades de aprendizaje por trastorno de adversidad temprana

Los niños y niñas que han sufrido Adversidad en su Infancia Temprana, también conocido como Trauma por Adversidad Temprana (T.A.T.) suelen tener dificultades en el aprendizaje además de para regular sus conductas y sus emociones debido a la huella que dejara en su mente el haber sufrido negligencia, abusos y maltrato en las primeras etapas de su vida.

La escuela es uno de los lugares donde más se pone de manifiesto ese daño de mil formas y maneras que podrían confundirse con rebeldía, pereza o mal comportamiento y que son reflejo del daño que ese alumno ha sufrido y por lo que tiene unas necesidades específicas que si son atendidas o tenidas en cuenta pueden ayudar a mejorar ese daño sufrido. Es, en el peor de los casos, cuando existe un trauma severo sin evidencias físicas, cuando podríamos incluso hablar de una discapacidad invisible que los profesionales de la educación han de empezar a saber distinguir para no ser injustos con expectativas y demandas que pueden estar fuera de las posibilidades de estos alumnos que no tienen la culpa de haber sufrido un pasado difícil que les pone en una gran desventaja con sus compañeros.

Conocer las consecuencias de la Adversidad Temprana en el desarrollo de los niños, saber porqué son desorganizados, dispersos, olvidadizos, impulsivos, y todo lo que se pueda derivar de unas funciones ejecutivas alteradas, puede hacer que se cambie el paradigma sobre ellos. Read the rest of this entry »

Comments off

Robos o Hurtos. Una mirada comprensiva.

¿Cómo puede un niño robar a las personas que cuidan de él? ¿Por qué no aprende que eso no está bien? Esta conducta suele generar mucho malestar en las personas que están al cuidado de los niños; les genera altos niveles de estrés y dificulta mucho la convivencia planteándose cómo alguien con «los problemas» que ya tiene se complica aún más si cabe cometiendo este tipo de actos.

Es habitual observar en los niños víctimas de abandono, negligencia o maltrato (algo que han sufrido los menores que se encuentran en el sistema de protección) un síntoma como es la conducta de robo.

Los comportamientos que han tenido un alto valor adaptativo para sobrevivir se mantienen en el tiempo, incluso cuando sus condiciones de vida mejoran.

Mentir o robar es una manera simbólica, aunque inapropiada, que tienen algunos niños de satisfacer sus necesidades y sentirse mejor consigo mismos. Coger un objeto que pertenece a otra persona ayuda al niño a cubrir necesidades emocionales, a sentir que ha conseguido algo de valor. Estas conductas permiten compensar de una manera simbólica factores que están ausentes en sus vidas como estrategia para afrontar las dificultades que se encuentran. No es necesario oponerse firmemente y acusarle enfrentándose a su conducta. Podemos tener en cuenta el valor que tiene para él; admitir el deseo subyacente al hecho de haber robado o de mentir.

El uso del castigo puede conducir a mentir y engañar porque el castigo, inevitablemente, causa ansiedad, inseguridad y deseo de venganza. Es mucho más fácil mentir que afrontar las consecuencias dolorosas. Ante estos comportamientos aparecen las necesidades de los niños, y es posible que denoten el sufrimiento debido a relaciones difíciles u otras formas de estrés. Corregir con palabras o castigos no será suficiente para abordar las razones que subyacen a la conducta indeseada. En este sentido, es importante señalar que las consecuencias han de ser lógicas y relacionadas con el hecho que lo ha producido. Read the rest of this entry »

Comments off

« Previous entries Página siguiente » Página siguiente »